Obispo dice falta valores amenaza familias en RD

Obispo dice falta valores amenaza familias en RD

SAN JUAN DE LA MAGUANA.- El obispo de la Diócesis de San Juan consideró que la falta de valores está amenazando a las familias poniendo en peligro su existencia como principal órgano de la sociedad. Monseñor José Dolores Grullón Estrella expresó que es tiempo de que todos los sectores se pongan de acuerdo y ejecuten programas de orientación para salvar la familia. El obispo habló en compañía del sacerdote Moisés Corcino, el diácono Juan Domingo Bocio Cabral y el empresario Julio Antonio Viñas donde anunciaron una serie de actividades el próximo mes con motivo de celebrarse el 23 el Día de la Familia. Dijeron que que están predominando en la familia comportamientos que afectan al individuo y a la sociedad, atentando contra la vida. Los líderes religiosos hablaron a través de un documento que entregaron a la prensa diciendo “en nuestros días se antepone la tecnología al trato y contacto humano, se supedita el ser persona a los tres grandes pecados de la postmodernidad: poder, tener y placer, imponiendo el poder, no para el servicio sino en detrimento de los demás, lo que en un círculo vicioso genera aún más poder, se entroniza el facilismo en el afán de lucro como garantía de éxito social”, y el hedonismo- el placer por el placer-, se ha convertido en un criterio social aceptado por muchos. Dijeron que para enfrentar tantas amenazas es necesario crear un círculo virtuoso con la unidad de criterios que den un nuevo impulso y vigor al núcleo familiar como centro de reencuentro de los más acendrados, robustos y firmes valores cristianos, dando un paso al frente y cerrando filas sin desmayar en pos de ese esfuerzo. “Ni un paso atrás ante el fenómeno lacerante de la violencia de toda laya, de la indiferencia ante los males que nos ahogan, de la inseguridad en sus mas diversas manifestaciones y demos un paso al frente, demos un paso por mi familia, por nuestras familias”, precisan la diócesis y el obispado de este municipio, según el comunicado de la Diócesis de San Juan. Los religiosos católicos concluyen su documento argumentando que “hoy mas que nunca urge recuperar el diálogo en las familias, la experiencia de Dios, convertir a Cristo en el centro de nuestras vidas, crecer en la educación ética y moral, el sentido de comunidad, la solidaridad y apoyo mutuos, el respeto, la responsabilidad ante los mayores, en fin, los valores que nos hacen mejores”.