INTERNACIONAL Estos son los verdugos que lideran el terror de las decapitaciones del Ejército Islámico

A través de los vídeos difundidos por los yihadistas y sus fotografías se les ha puesto nombre y apellido El material audivisual se ha convertido en un elemento clave de la propaganda del terror empleada por el autoproclamado Ejército Islámico. A través de él difunden sus amenazas y, además, tratan de dejar claro hasta qué punto son capaces de llegar para conseguir sus objetivos. Prueba de ello son los vídeos que estos yihadistas emplean para mostrar lo que hacen a sus víctimas, como las decapitaciones a sangre fría. Pero gracias las imágenes a muchos de ellos se les ha podido poner cara, lo que ha permitido identificar los nombres y apellidos a los integrantes de las filas del yihadismo, muchos de ellos de origen occidental.

Estos son los rostros del terror, los líderes de la ofensiva del Ejército Islámico. Entre los criminales que aparecen en la grabación de la decapitación de Peter Kassing y los soldados sirios, además del galés Nasser Muthana se ha podido identificar a un francés de 22 años llamado Maxime Hauchard. Originario de un pueblo de Normandía (en concreto del departamento de Eure) , Hauchard había recibido educación católica, pero se convirtió hace algo más de un año al Islam y se terminó radicalizando a través de en internet. La Fiscalía de París ha confirmado que tiene «pruebas circunstanciales» que confirman que uno de los milicianos que aparecen en este último vídeo de Estado Islámico decapitando a militares sirios es Maxime Hauchard.
En el que se ha convertido el último y más terible de los vídeos terroristas del Estado Islámico, en el que 17 milicianos decapitan a 18 soldados sirios, se identificó a Nasser Muthana. En este caso ha sido fundamental la colaboración de los padres de este galés de 20 años, quienes, nada más ver las imágenes, se pusieron en contaco con la policía para aportar datos sobre su hijo. En unas declaraciones a los medios británicos, Ahmed Muthana, ingeniero eléctrico de profesión, ha explicado que el joven se marchó de casa el pasado mes de noviembre para luchar en Siria, y ha destacado la delgadez del joven al verlo en el vídeoI. «Yo soy como cualquier otro padre. Estoy intentando no creer que es mi hijo, pero parece él. Pero no voy a poner excusas. Él es ya un hombre y tiene que afrontar lo que ha hecho», ha agregado Muthana.