Multa por exceso de velocidad a un coche averiado que iba en grúa

A una pareja de Barcelona les llegó una multa de 100 euros por exceso de velocidad, la sorpresa vino al ver la imagen captada por el radar: su vehículo iba subido a una grúa.
Por un fallo de correos, la sanción les llegó cuatro meses más tarde, pero aún así recordaron que era imposible que su coche circulara ese día. De fin de semana en Andorra, se les averió y el servicio de asistencia se ocupó de él. En un tramo limitado a 70 kilómetros por hora, la grúa circulaba a 83. No piensan pagar, denuncian que no es la primera vez que ocurre, conocen otros tres casos similares. El servicio catalán de tráfico asegura que subsanará su caso, ellos esperan que sea pronto porque temen tener que pagar recargo.