Un temporal en el norte de Chile deja cuatro muertos y 22 desaparecidos

El Gobierno de Michelle Bachelet decreta el estado de excepción en las regiones de Atacama y Antofagasta.
Mientras los incendios forestales se mantienen activos en diferentes zonas del sur de Chile, atacando unas 5700 hectáreas de la reserva ecológica China Muerta, el norte del país enfrenta el mayor desastre de los últimos ochenta años a causa de la lluvia, con cuatro muertos y 22 desaparecidos. Antofagasta, Atacama y Coquimbo, tres regiones desérticas que hasta el lunes estaban afectadas de intensas sequías, han enfrentado en cosa de horas lluvias equivalentes a las de todo un año.
Aluviones, desborde de ríos, corte de carreteras, derrumbe de puentes y cortes eléctricos han provocado desde ese martes una cantidad indeterminada de damnificados, que solamente con la luz del día y el paso de las horas las autoridades comenzarán a cuantificar. “Se está viviendo una situación sumamente difícil”, señaló anoche la Jefa de Estado, que anoche llegó a la región más afectada, la de Atacama, para liderar una reunión con las autoridades locales. “El Gobierno está haciendo todo lo humanamente posible”, indicó Bachelet. El subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, en su primer reporte de la jornada ha confirmado la muerte de cuatro personas: tres hombres y una mujer, dos de ellos aún sin identificar. De acuerdo al informe oficial, aunque la situación es difícil en toda la zona, existen tres localidades de Atacama donde la situación es especialmente crítica: Alto del Carmen, Tierra Amarilla y Diego de Almagro, que se encuentran sin conectividad terrestre. Las autoridades locales, como la diputada por Yasna Provoste, han realizado relatos dramáticos a través de los medios de comunicación. Esta mañana, en radio Cooperativa, ha señalado que desde hace horas se ha perdido comunicación con algunos poblados. El subsecretario Aleuy ha indicado que existen 684 albergados en la región de Antofagasta y unos 800 en Atacama y, según ha señalado, todavía no existe una cuantificación de damnificados. El Gobierno y las autoridades locales se centran en esta etapa en atender las emergencias de la población, como salvar vidas y proporcionar alimentos a la población afectada, mientras los pronósticos meteorológicos indican que las lluvias bajarán de intensidad durante este jueves. Recomendar en Facebook617Twittear25