Una niña: Reino Unido celebra el nacimiento de la bebé real

El segundo bebé de los duques de Cambridge, una niña de ocho libras y tres onzas de peso (3,7 kilos), nació este sábado en el hospital St. Mary’s de Londres, informó la casa real británica. La pequeña, que pasa a convertirse en la cuarta en la línea de sucesión a la corona de Reino Unido, nació a las 08:34 hora local (07:34 GMT). Tanto la madre como la hija se encuentran bien. La niña es el segundo hijo de William y Kate, luego del nacimiento del príncipe George hace dos años.El duque de Cambridge, es el nieto mayor de la reina Isabel II y el segundo en la línea de sucesión detrás de su padre, Carlos, príncipe de Gales. El feliz padre estuvo presente en el nacimiento de su hija.
La Reina y otros miembros de ambas familias ya fueron notificados y dijeron estar encantados con la noticia, informó a través de un comunicado el Palacio de Kensington. Tradición La noticia primero se dio a conocer a través de Twitter pasadas las 11:00 am locales. Y poco después, siguiendo la tradición, un heraldo leyó la proclama anunciando el nacimiento de la niña frente al ala del hospital donde Kate había sido admitida a eso de las 6:00 am."En este día, el segundo de mayo del año 2015, le damos la bienvenida, con humilde deber, al segundo nacido de sus altezas reales, el Duque y la Duquesa de Cambridge", empezó el heraldo. "Que pueda nuestra princesa vivir un vida larga, feliz y gloriosa, y un día reinar sobre nosotros. ¡Dios salve a la Reina!", concluyó. Un aviso del nacimiento también fue colocado posteriormente en los jardines del Palacio de Buckingham. Reina Isabel II La orgullosa bisabuela. El primer ministro de Reino Unido, David Cameron, celebró las nuevas a través de su cuenta de Twitter. "Felicitaciones al Duque y la Duquesa de Cambridge por el nacimiento de su hija. Estoy encantado por ellos", escribió Cameron. Ahora la espera es por la primera foto y el anuncio del nombre de la pequeña, quien mantendrá su lugar en la línea de sucesión incluso si los duques de Cambridge tienen otros hijos varones, gracias a una nueva disposición que entró en vigor en marzo pasado. La niña tendrá además derecho al título de Princesa de Cambridge, la primera en más de 180 años. Bajo las nuevas disposiciones, la quinta bisnieta de Isabel II también podrá casarse con un católico sin perder su lugar en la línea de sucesión.