Sin móvil, coche o bombillas: Una pareja vive en la actualidad como si fuera el siglo XIX

Sin móvil, coche o bombillas: Una pareja vive en la actualidad como si fuera el siglo XIX