Una espina clavada en la garganta de la CNO del PRM

Publicado en Ciudadoriental
Por Robert Vargas
 En la "garganta" del Partido Revolucionario Moderno, (PRM), parece que tienen una espina clavada y ahora no saben como sacársela, y, cuando intenten hacerlo, es muy posible que sufran algunas desgarraduras.
Todo comenzó cuando la Comisión Nacional Organizadora de su proceso de convenciones tuvo la "brillante" idea de convocar sus primarias en diez provincias y en el municipio Santo Domingo Norte, sin aclarar quiénes no tenían derecho a inscribirse para participar en ese proceso. La CNO convocó a los pre candidatos a alcaldes y a regidores para que fueran hasta sus respectivas sedes para hacer las inscripciones, mediante el depósito de una seri de documentos y determinada cantidad de dinero, que debería ser depositado en una cuenta bancaria previamente establecida por la CNO. También precisó ese organismo que los candidatos a posiciones en el Congreso Nacional por las diez provincias y el municipio Santo Domingo Norte, deberían inscribirse en la sede nacional de la CNO. Hasta ahí, todo bien. Las reglas de juego fueron establecidas y, por lo tanto, ya no podían ser cambiadas, al menos, no después de que se produjeron las inscripciones. Y este es el punto. La CNO y su presidenta, Milagros Ortíz Bosch, admitió la inscripción del general retirado Rafael Pércival, quien fue admitido como candidato a Senador por la provincia Santo Domingo, a la que pertenece el municipio Santo Domingo Norte. Ortíz Bosch, de su puño y letra, firmó el recibo que lo admitió como tal. Ningún otro pre candidato solicitó ser inscrito a ese puesto. Así las cosas, como nadie más se inscribió, entonces el candidato único es Pércival y este, como tal, reclama ser proclamado. Veamos lo que ocurre en la actualidad. La CNO parece que se ha dado cuenta de que ya no puede regresar sobre sus propias palabras para cambiar ahora las reglas de juego. Si lo hace, sabe que tendrá que vérselas en los tribunales con Pércival, un tipo que ha demostrado que tiene agallas y que está dispuesto a pelear por sus derechos. Ayer, según ha conocido Ciudad Oriental, Ortíz Bosch le solicitó a Pércival que pase a recoger los documentos y el dinero que ella le admitió. Le habría hecho el pedido mediante llamada telefónica, quizás interpretando que Pércival es un estúpido para despojarse de esos elementos de pruebas que pudieran ser usados, eventualmente, en los tribunales.
Quienes están al tanto de este conflicto que va en aumento, consideran que la CNO ha caído en su propia trampa, de la cual ahora no sabe como salir. Ha trascendido, incluso, que en los planes del PRM estaría entregarles puestos en las boletas electorales a hijos de cierta élite del partido. Así las cosas, resulta difícil creer que Pércival se deshaga de sus medios de prueba, sobre todo, por tratarse de un tipo sagáz, dispuesto a dar la pelea y a convertirse en un tremendo problema para las élites del país, en caso de llegar al Congreso Nacional. Es claro, que aquellos que tienen "la nariz parada" no quieren a gentes como Pércival en el Congreso Nacional, sobre todo, por que ha demostrado que no le tiembla el pulso para enfrentar a los adversarios de sus ideas. Ya lo hizo en el caso de la cementera que pretendía instalar en Los Haitíses y en Loma Miranda. En pocas palabras, Pércival está jugando con las reglas que ha puesto la CNO y, con ellas, se ha clavado en la garganta de los dirigentes de esa organización cual si fuera una filosa espina.