España tumba el bipartidismo y deja en el aire el gobierno

PP y PSOE logran mantenerse en los dos primeros puestos del Hemiciclo pero ambos sufren un importante desplome en votos y escaños. Los 'populares' pierden 64 escaños y los socialistas 19. Podemos y Ciudadanos se estrenan con 69 y 40 diputados, respectivamente.
Los españoles decidieron ayer dar por muerto y enterrado el bipartidismo en torno al que ha venido girando nuestro sistema político desde 1977. El PP y el PSOE perdieron en conjunto 5,4 millones de votos respecto al resultado de las elecciones de 2011 mientras que, enfrente, surgieron dos grandes alternativas de poder, Podemos y Ciudadanos, que sumaron más de ocho millones. La fuerza más votada fue el PP de Mariano Rajoy, que obtuvo 123 diputados pero tendrá muy difícil gobernar, puesto que ni siquiera un acuerdo con los 40 parlamentarios de Albert Rivera sería suficiente. Los socialistas mantuvieron el segundo puesto pese a romper su suelo y caer hasta los 90 escaños, y Podemos irrumpió con ímpetu arrollador hasta los 69.