ASi esta Nueva York ni el frio para la Palabra de Dios