Un llamado alas autoridades competentes