Con el rabioso frente en su contra, ¿puede Trump decir que ya es el candidato republicano?

Quienes han invertido millones en impedir una candidatura del magnate deben decidir si se pliegan a una figura que dicen detestar, se unen al enemigo, es decir a Hillary Clinton, o crean una tercera vía para las presidenciales.En el partido Republicano, ahora que Donald Trump es el virtual candidato presidencial muchos deben estar envidiando la capacidad de malabarista que exhibió el gobernador de Indiana Mike Pence.
Cuando esta semana, durante una entrevista radial, Pence ofreció su respaldo al ahora excandidato Ted Cruz para las primarias del martes, lo hizo empezando con una serie de halagos al magnate tan efusivos que hizo pensar a más de uno que el gobernador estaba cambiado de opinión. Hoy los republicanos tiene que empezar a hacerse a la idea de un Trump nominado para las presidenciales de noviembre y empezar a construir puentes con la que promete ser la candidatura del llamado Gran Viejo Partido (GOP, por sus siglas en inglés) para regresar a la Casa Blanca. Despues de todo lo que se han dicho unos a otros, ¿cómo se hace para unir a un partido que ha vivido casi tres meses de una de las campañas de primarias más tensa, divisiva y hasta violenta?Fuente Aki