Capturan cuatro años después a un dominicano fugitivo acusado de asesinato

NUEVA YORK. Ronny Batista, un dominicano acusado de asesinato en segundo grado en Orlando (Florida) por la muerte de un balazo de Pedro Gallardo, de 23 años, el 24 de junio de 2012, fue capturado en una barbería de un pueblo de la República Dominicana, que no fue especificado y extraditado a Estados Unidos el viernes de la semana pasada.
Batista, quien residía en Orlando, huyó a su país natal después de asesinar a Gallardo en el interior de un garaje situado en el 53 Oeste del Boulevard Central y era buscado desde hace cuatro años por los cargos de asesinato en primer grado, posesión ilegal de arma de fuego, y por escapar de la justicia de los Estados Unidos.
Rebeca Sánchez, madre de la víctima, dijo “yo sabía que iba a pasar, sólo era cuestión de tiempo”.
Sánchez dijo que Gallardo fue al centro de la ciudad de Orlando, el 24 de junio de 2012 para celebrar el cumpleaños de un amigo, pero se enfrentó en una discusión con Batista quien lo mató de un balazo.
La Policía de Orlando identificó a Batista como el principal sospechoso en el homicidio, pero le costó cuatro años encontrarlo.