Accidentes aéreos ocurridos en el país provocan 11 muertes y 5 desaparecidos

AILA. Desde el año 2015 a la fecha han ocurrido 24 accidentes aéreos en la Republica Dominicana, en los que se produjeron 11 muertos y cinco desaparecidos, según datos estadísticos que reposan en la Comisión de Investigación de Accidentes de Aviación (CIAA), de la Junta de Aviación Civil (JAC).
De acuerdo con los reportes, el pasado sábado 4 de marzo de este año, se registró un accidente de avión en Villa Tapia, donde murió un exoficial de la Fuerza Aérea, mientras realizaba labores de fumigación en el campo. José Ernesto Rosario Alvares, según testigos, chocó contra una antena, lo que le hizo perder el control de la aeronave, matrícula N8569L, que pertenecía a la compañía Olivero, de Ranchito, La Vega.
Los reportes del año 2016 destacan la muerte de una persona y cinco desparecidas, en siniestros aéreos ocurridos en diferentes puntos del territorio nacional.
Entre los accidentes de aviación con sus consecuencias fatales está el ocurrido el 5 de diciembre del pasado año, cuando una avioneta HI8007-C72, piloteada por Alberto Lora, se precipitó en Valle Nuevo de Constanza, con tres personas a bordo. En la tragedia perdió la vida el doctor Héctor Herrand Perdomo, presidente de la Sociedad Dominicana de Cirugía Plástica y Reconstructiva del hospital Salvador B. Goutier, de Santo Domingo, y también resultaron con heridas leves el piloto de la avioneta accidentada, Alberto Lora y una mujer que le acompañaba.
El 28 de noviembre del 2016, también se registró el accidente del helicóptero de la empresa Helidosa Aviation Group, matrícula HI-770, tipo Bell, que cayó en la Laguna de Nisibón, en Higüey, en el que desaparecieron el piloto Rafael Sánchez y el señor Luis Cunillera, quien viajaba como pasajero.
De acuerdo con los informes, el helicóptero había salido del Aeropuerto Internacional Gregorio Luperón, de Puerto Plata, con destino a Punta Cana, en Higüey. El aparato supuestamente se precipitó en la Laguna de Nisibón, a unas 100 millas de las costas, luego que la torre de control del aeropuerto perdiera la comunicación con el piloto.
Otro suceso se produjo el día 18 de octubre del 2016, cuando una hidronave monomotor matrícula N-724ST Lake Regentado 250, con tres personas a bordo desapareció en momentos en que regresaba desde Puerto Príncipe, Haití, hacia el aeropuerto Gregorio Luperón, de Puerto Plata.
Detalles indican que el piloto del avión perdió el contacto con los controladores de la torre del aeropuerto alrededor de las 7 de la noche, en medio de una fuerte lluvia.
En esa desaparecida nave viajaban su propietario, el norteamericano Charles Adkins, su esposa Candy así como el empresario canadiense Benjamín Brown, quienes estaban en Haití, en tarea de misioneros llevando ayuda al vecino país.
A pesar de la intensa búsqueda, y los esfuerzos de los integrantes de los organismos de primeros auxilios y buzos de la Armada Dominicana y del Cuerpo de los Bomberos de Puerto Plata, en las aguas donde se presume que cayó el avión, los ocupantes nunca fueron localizados.
Aún la comisión investigadora de accidentes aéreos de la JAC continúa el proceso de indagatorias de varios de esos accidentes con saldos fatales.
Las informaciones proporcionadas por la Comisión Investigadora de Accidentes Aéreos, (CIAA), durante el año 2015, sin embargo, señalan que el número de accidentes aéreos ocurridos en territorio nacional fue de ocho, con un saldo de nueve víctimas.
No obstante las cifras, la Junta de Aviación Civil (JAC) asegura que el transporte aéreo de pasajeros sigue siendo la vía más segura de transporte masivo de personas en el mundo, si se compara con otros sectores donde cada año mueren miles de personas en accidentes de tránsito y de otra índole.