"El Príncipe” Frank Reyes vive su cuento de hadas, se casa por la Iglesia

 "El Príncipe” Frank Reyes vive su cuento de hadas, se casa por la Iglesia
Santo Domingo La bachata también tiene su cuento de hadas. Frank Reyes fue su protagonista la noche del lunes cuando llevó hasta el altar a su amada princesa. “El Príncipe” se casó en una ceremonia religiosa de la Iglesia Católica con Lazarena Vázquez, con quien construyó su castillo de amor y quiso sellarlo a través de la bendición divina. Lejos de los flashes, las luces y la parafernalia del mundo del espectáculo, en el que ha sido un referente, Frank Reyes prefirió una boda íntima, con amigos y familiares. La ceremonia religiosa entre Francisco López Reyes (nombre real de Frank Reyes, de 49 años) y Lazarena Valentina Vásquez se realizó en la parroquia Nuestra Señora de la Evangelización, en el sector capitaleño de Alameda, según las informaciones llegadas a Listín Diario. Aunque ya tienen una vida en pareja desde hace varios años, con tres hijos como fruto de ese amor, fue el lunes el día que escogieron para darle el sello y la gracia de Dios a esta relación que prometieron será para toda la vida. Sus propios hijos, Lazareth y Franzareth, eran los pajes que certificaron la unión ante Dios. A la “Princesa Nazarena” se le vio con un rostro radiante de felicidad al llegar con un clásico vestido de boda que fue elogiado por los presentes. Él también fue vestido con suma elegancia y a tono con el momento que imponía la ceremonia religiosa de la que fue centro de atención y no como suele hacerlo, encima de una tarima.Contrario a esas noches en las que se mueve de un lado a otro cantando bachata en el escenario, Frank lucía parsimonioso y seguía con rigurosidad las indicaciones del sacerdote. Su “sí” fue convincente ante las preguntas del sacerdote sobre su libertad de elección, la fidelidad de uno al otro y la responsabilidad de proveer pan y educación para los hijos. Ah, y la infaltable de si se amarán el uno al otro como marido y mujer por el resto de sus vidas. La alegría de los invitados estalló cuando juraron ante el altar amor eterno y fueron declarados marido y mujer hasta que la muerte los separe. Luego de la ceremonia, los esposos se dirigieron en una carroza-limosina todo terreno a la celebración en Casa de España, donde la fiesta se extendió hasta la madrugada de este martes   Luego de la ceremonia, los esposos se dirigieron en una carroza-limosina todo terreno a la celebración en Casa de España, donde la fiesta se extendió hasta la madrugada de este martes