NYPD ya casi no multa por sexo público en los parques de la ciudad .

NYPD ya casi no multa por sexo público en los parques de la ciudad .

También menos neoyorquinos están llamando al 311 para denunciar actos lascivos en público.
NYPD escribió 432 multas en 2007 por lo que se conoce como “sexo en el parque”, según cifras oficiales. El año pasado apenas hubo 6.

No sólo han bajado las multas, sino que menos neoyorquinos están llamando al 311 para denunciar actos lascivos en público. En 2013 hubo 483 quejas; el año pasado, 283.

NYPD registró un poco más de 470 delitos menores de arresto por indecencia pública el año pasado, frente a casi 700 en 2010. Las violaciones denunciadas han aumentado en otros sitios, como el Metro, pero las de parques son cada vez más raras.


  fuentes akiSegún The New York Times, el declive de ambas cifras plantea preguntas obvias: ¿la policía está siendo más tolerante y/o los neoyorquinos han perdido su sentido de lujuria o voyerismo? ¿El Departamento de Policía ha cambiado o los ciudadanos?

La respuesta puede ser una combinación de factores: los parques de la ciudad son más seguros y están más llenos, con visitantes recorriendo incluso algunos espacios apartados; y los oficiales de policía también están buscando cada vez más resolver los problemas sin recurrir a arrestos o multas.

Las cinco áreas con la mayoría de multas por “sexo en el parque” en los últimos 10 años fueron Inwood/Washington Heights; Central Park; Morningside Heights; Forest Park en Queens; y un área de Flushing que contiene Kissena Park y otros.

Los actos sexuales, considerados una violación de las reglas de los parques públicos, actualmente conllevan una multa de $100 dólares, y deben ser presenciados por un oficial de policía, quien procederá entonces a realizar el informe.

Phil Walzak, principal portavoz de NYPD, citó una serie de factores para explicar el declive, incluida una mejor coordinación con el Departamento de Parques, las nuevas filosofías policiales y el declive de las quejas, que según él “probablemente se debió a un menor número de casos en general”

No veo ninguna evidencia de que el sexo en público se haya reducido; ciertamente no se ha acabado”, opinó por su parte Duncan Osborne, editor asociado de Gay City News. “La policía puede haber cambiado su comportamiento. Pero no creo que los chicos hayan cambiado su comportamiento. Mira, a algunos chicos les gusta” el sexo público por diversas razones, tanto de preferencia como por falta de opciones para citarse en privado o miedo a los prejuicios.