Crueldad sin límites en China: usan cerdos vivos para simular accidentes fatales porque “son parecidos a niños de seis años”

Crueldad sin límites en China: usan cerdos vivos para simular accidentes fatales porque “son parecidos a niños de seis años”
Intentaban comprobar las consecuencias que choques contra muros a 50 kilómetros por hora podrían tener en menores. El experimento lo llevó adelante la Tercera Universidad Médica Militar chinaLa organización no gubernamental Personas para el Tratamiento Ético de Animales (PETA, por sus siglas en inglés) emitió un durísimo comunicado en el cual denunció las pruebas científicas que autoridades chinas llevaron adelante con cerdos inmaduros vivos y que fuera publicado por el instituto de salud que realizó el repudiable experimento. 
Pese a las campañas que existen para terminar con este tipo de testeos, esa institución remarcó que “en China, a pesar de la existencia de modelos sofisticados libres de animales, los experimentadores continúan sujetando a animales maltratados y asustados en los asientos de los automóviles y los estrellan contra las paredes hasta que sus cuerpos están ensangrentados, magullados y destrozados”.PETA se contactó con el Instituto de Investigación de Medicina del Tráfico y el Hospital Daping -dependiente de la Tercera Universidad Médica Militar- del país para instarlos a que dejen de usar animales vivos en pruebas crudas de accidentes automovilísticos. No existen regulaciones allí que requieran que se realicen experimentos tan horribles”, señaló el comunicadoLa casa de estudios decidió publicar el cuestionado experimento en el International Journal of Crashworthiness, compuesto por académicos de todas partes del mundo. En el paper que se dio a conocer hace apenas días se indica: “Para reconocer mejor la lesión toracoabdominal por los cinturones en los choques frontales, se realizaron un total de 15 pruebas de trineo de cuerpo entero, con 15 cerdos inmaduros correspondiendo a niños de 6 años de edad”.