El estremecedor relato de un futbolista turco que asesinó a su hijo 

Le puse una almohada en la cabeza durante 15 minutos”: el estremecedor relato de un futbolista turco que asesinó a su hijo de 5 años que tenía coronavirus


Cevher Toktas, jugador del Bursa Yildirim Spor, confesó que mató a su hijo porque “no lo quería”. El niño había sido infectado por el virus COVID-19, pero su padre lo mató por falta de afecto.

 El mediocampista será juzgado por homicidio, un delito que en su país se puede llegar a castigar con cadena perpetuaEl mundo del fútbol se estremeció con la historia del asesinato de Cevher Toktas, un volante de 32 años del Bursa Yildirim Spor que asfixió a su hijo de 5 años con una almohada.Según informó el diario turco Daily Sabah, el hecho sucedió el pasado 23 de abril cuando el niño fue ingresado en una clínica de Bursa con fiebre alta y varios síntomas relacionados al coronavirus. Sin embargo, 11 días después del deceso del chico, su padre admitió ante la policía local que había cometido el crimen porque “no lo quería” lo suficiente.


Puse una almohada en su cabeza y apreté durante 15 minutos sin parar. Mi hijo resistió un tiempo, pero cuando dejó de moverse, saqué la almohada. Luego llamé a los médicos para que no sospechasen nada”, admitió el futbolista ante las autoridades.

“Nunca quise a mi hijo menor, desde su nacimiento. No sé por qué no lo quiero. La única razón de haberlo matado fue que no lo quise. No tengo ningún problema mental”, explicó el mediocampista que será juzgado por homicidio, un delito que en Turquía se puede llegar a castigar con cadena perpetua