Mosquea Eduardo dice prisión preventiva es “un proceso y hay que aceptarlo”

 Mosquea Eduardo dice prisión preventiva es “un proceso y hay que aceptarlo”



Sereno y contestando las preguntas de los periodistas que cubren el Palacio de Justicia de Santiago, Juan Carlos Mosquea Eduardo, señalado como cabeza operativa de la Operación Falcón, aseguró que entiende que los 18 meses de prisión preventiva como medida de coerción interpuestos en su contra, es “un proceso y hay que aceptarlo”.Entiende que su implicación en el caso es por ser hermano de padre de Erick Randhiel Mosquea Polanco, señalado como el cabecilla de la red dedicada al narcotráfico de cocaína y lavado de activos.


Dijo que con los arraigos que presentará en la revisión de la medida, las autoridades de Santiago le variarán la medida de coerción.


“Esto es un proceso y hay que aceptarlo, acuérdense que soy hermano de padre de Erick Mosquea y a él lo andan buscando”, dijo.Este martes, el juez de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Judicial de Santiago, Miguel Alejandro, dictó 18 meses de prisión preventiva como medida de coerción en su contra.


Juan Carlos Mosquea Eduardo es señalado como cabeza operativa de la Operación Falcón, quien de acuerdo al Ministerio Público de lavado de activos e enriquecimiento ilícito producto del narcotráfico.


Juan Carlos es hermano de Erick Randhiel Mosquea Polanco, señalado como el cabecilla de la red dedicada al narcotráfico de cocaína y lavado de activos.