Preñada y muerta a los 15, no es noticia

 Preñada y muerta a los 15, no es noticia’ .


Una niña de 15 años embarazada fue asesinada en Santana en el municipio de Nizao y esa muerte resume la inequidad de la sociedad dominicana hacia las mujeres y hacia los pobres.

La noticia fue publicada en un portal de esa comunidad y reproducida hoy por el Listín Digital.

Es una muerte que no genera asombro alguno. Porque la muerte de una niña de 15 años embarazada en algún lugar perdido de la República Dominicana no le importa a nadie.Marian Polanco es solo una estadística en una sociedad hipócrita que discrimina a los pobres y que lleva la aporofobia a fobia a la pobreza hasta la misma tumba.

Tengo tres versiones del hecho y las tres hablan de la orfandad no de la niña muerta sino de comunidades en las que la formalidad del Estado no existe. Esas versiones van desde un juego de ruleta rusa hasta un incidente en punto de drogas de los que se llaman legales.

Santana tiene un destacamento con tres policías que probablemente estén ocupados en otros menesteres que no son la seguridad de nadie.Ninguna autoridad fue a dar el pésame, solo apareció en las redes sociales de su campo y zonas aledañas y con suerte alguien será investigado porque hasta el momento solo se sabe que fue en “un confuso incidente”. Todos sabemos que el “confuso incidente” es parte de una nomenclatura socialmente aceptada para dejar las cosas así. No creo que haya un ministerio público que se anime a investigar ese hecho con la celeridad del caso de Leslie Rosado para decir algo.

Preñada y muerta a los 15,Pero tampoco nadie cree que esa gente lo merece porque hay que asegurar la vida y los bienes de quienes tienen bienes.

Que suerte tuvo Marian Polanco, adolescente embarazada y asesinada porque un diario como el Listín le dedicó 17 líneas. Esta sociedad entiende que no merece nada más.